Perspectivas futuras del mercado laboral

Estamos atravesando un momento de cambios tecnológicos, de modos de producción y de trabajo. Sin duda este proceso implica la destrucción, creación y mutación de puestos de trabajo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calculan que hasta 2030 el cambio tecnológico eliminará 1% o 2% de los puestos de trabajo en América Latina, lo que equivaldría a 3,38 millones de empleos.

Para lograr un buen trabajo del futuro en América Latina, los países deberán adaptar sus modelos económicos a las nuevas realidades apostando en políticas de innovación y educación y en la expansión de los sectores que sean capaces de generar un crecimiento económico sostenible para crear trabajo de calidad.

El informe del Banco Mundial sobre el futuro del trabajo analiza el modo en que está cambiando el trabajo como resultado de los avances tecnológicos y destaca la importancia del capital humano para enfrentar el desafío de dicha naturaleza cambiante. La concepción que teníamos de trabajos a largo plazo o permanentes, está siendo sustituida por la economía del trabajo esporádico (gig economy), donde muchos empleos actuales, así como los de un futuro cercano, requerirán habilidades específicas, con una combinación de conocimientos tecnológicos, capacidad para resolver problemas, pensamiento crítico, habilidades blandas, como la perseverancia, la colaboración y la empatía, pues estas habilidades son cada vez más requeridas e importantes en los mercados laborales para asegurar la competitividad en la economía del futuro.

Para descargar el informe del Banco Mundial: https://www.worldbank.org/en/publication/wdr2019

 

Share
Tweet
Share